Si eres de las que le encanta su cabello rizado pero no puedes mantenerlo peinado y a tu gusto durante más de dos horas, ésto va dirigido a ti.

En INOAR España somos conscientes que un cabello rizado es más difícil de mantener que uno liso: son propensos a ser un poco más secos, se encrespan con facilidad y resulta más complicado tenerlos controlados. Resulta que, científicamente hablando, en este tipo de cabellos el sebo fluye más lentamente que en los lisos, por ello es más vulnerable a los cambios de temperatura y se reseca con mayor facilidad que los demás. Pero no todo va a ser malo, ya que un cabello liso aunque sea más flexible y por ello cae recto, también es más débil que el rizado.

Dejando ya claro que el pelo rizado es de fibra más gruesa pero más seco que el liso, resulta evidente que necesita más tiempo para que los aceites del cuero cabelludo se muevan hacia abajo y logre hidratarse bien toda la fibra. Pero esto no es nada de lo que preocuparse, ya que lo único que se necesita es un poco más de cuidado y unos consejos o trucos que en nuestro blog queremos hacerte llegar.

Antes de lavarte el cabello, es recomendable masajear suavemente con los dedos el cuero cabelludo para que así se active el riego sanguíneo. En cuanto al champú que recomendamos usar, deberías escoger uno que no contenga parabenos, ni sulfatos ni colorantes sintéticos. Desde INOAR España te recomendamos el Champú Divine Curls, especialmente indicado para este tipo de cabellos.

Cuando seques tu melena, procura hacerlo con la toalla aplicando una ligera presión en el cuero cabelludo para después deslizarla a lo largo de todo el pelo y eliminar el exceso de agua. Para desenredarlo existe una técnica muy buena que consiste en utilizar un peine de cerdas gruesas de abajo a arriba hasta la raíz.

Sécalo con el secador pero utilizando un difusor.

Cuando lo vayas a peinar deberías utilizar peines que sean de tipo tenedor o de dientes anchos.  A la hora de aplicarlo también resulta interesante aplicar geles o mascarillas para fijar y humectar las fibras capilares y que se encrespen. Para ello te recomendamos el Gel Divine Curls, que lo mantiene hidratado sin que resulte pesado, o la Mascarilla Divine Curls, con la que definirás los rizos y los podrás mantener en su lugar, además de aportarle flexibilidad y eliminar su posible encrespamiento.