Es de todos sabido que se recomienda utilizar champú sin sal para mantener el alisado brasileño durante más tiempo pero, ¿por qué?

La sal se utiliza en los champús para aportar viscosidad y cuerpo al producto. Un champú sin sal, como es obvio, carece de lo anteriormente dicho pero es menos agresivo, siendo ideal para un uso diario y para todos los tipos de cabello, incluyendo los que tienen tratamientos químicos como los alisados brasileños, tratamientos de queratina, coloración y mechas.

La sal de los champús comunes posee carga eléctrica positiva, mientras que la fibra capilar, cuando se lava, posee carga eléctrica negativa. Al poseer cargas eléctricas opuestas, la fibra  y la sal se atraen haciendo que la sal se deposite en la superficie del cabello y lo deshidrate, dejándolo seco, sin brillo ni suavidad.

Desventajas del champú normal o con sal

En pelos teñidos o con mechas, la sal facilita la decoloración de los pigmentos. Los tintes y mechas se vuelven mate y apagados.

La sal elimina en exceso la grasa natural del cabello que actúa como barrera de protección de la fibra, dejando el cabello expuesto a las agresiones externas.

Los champús con sal limpian el pelo de manera agresiva haciendo con que la cutícula se abra y pierda sus nutrientes.

Presenta una consistencia muy elevada haciendo con que los restos del producto se queden depositados en el pelo creando residuos encima del cuero cabelludo, taponando por tanto el bulbo capilar; y de la hebra dejándola cada vez mas seca y áspera.

Ventajas del champú sin sal

El champú sin sal permite una mayor duración de los tratamientos químicos como el alisado brasileño y la coloración.

Lava el pelo sin dejar depositado resíduos del producto en el bulbo o en la fibra.

El champú sin sal retira la grasa del cuero cabelludo de forma equilibrada, dejando la fibra protegida e hidratada.

El champú sin sal no abre la cutícula  y no provoca porosidad.

Su uso puede ser diario sin problema alguno.

En INOAR España recomendamos el uso del Champú Help Detox, champú sin sal ni parabenos.